Press "Enter" to skip to content

Download E-books Van Gogh. La vida PDF

Van Gogh trabajó como marchante de arte con escaso éxito, purposeó convertirse en predicador, hizo incursiones como ilustrador de revistas y, por último, tuvo una carrera de pintor tan brillante como corta. Cuando murió en Francia a los 37 años sus cuadros se amontonaban, sin que casi nadie los mirase, en los armarios, desvanes y habitaciones de sus parientes, amigos y acreedores. Sin embargo, en su breve y tempestuosa vida, Vincent van Gogh había cambiado el curso del arte occidental para siempre. Trabajando con los angeles plena colaboración del Museo Van Gogh de Ámsterdam, Steven Naifeh y Gregory White Smith, ganadores del Premio Pulitzer por su biografía de Jackson Pollock, han tenido acceso a materiales inéditos, incluyendo correspondencia generic hasta ahora desconocida, para recrear, con increíble viveza y una sorprendente precisión psicológica, los angeles extraordinaria vida del pintor. Los autores arrojan nueva luz sobre muchos de los aspectos inexplorados de los angeles existenciade Van Gogh: su permanente lucha para encontrar su lugar en el mundo, su intensa relación con su hermano Theo, su errática y tumultuosa vida sentimental y sus ataques de depresión y problemas mentales. Ofrecen además un convincente e inesperado relato sobre las circunstancias de su muerte que da un vuelco a las teorías manejadas hasta ahora. Esta enormous biografía es, sin duda, el retrato definitivo de uno de los grandes genios de l. a. historia del arte.

Show description

Read or Download Van Gogh. La vida PDF

Best Art History books

Art and Agency: An Anthropological Theory

Alfred Gell places ahead a brand new anthropological concept of visible artwork, visible as a kind of instrumental motion: the making of items as a method of influencing the ideas and activities of others. He argues that latest anthropological and aesthetic theories take an overwhelmingly passive viewpoint, and questions the factors that accord artwork prestige merely to a undeniable category of items and never to others.

Surrealism: The Road to the Absolute

First released in 1959, Surrealism continues to be the main readable creation to the French surrealist poets Apollinaire, Breton, Aragon, Eluard, and Reverdy. offering a much-needed evaluation of the circulate, Balakian locations the surrealists within the context of early twentieth-century Paris and describes their reactions to symbolist poetry, international warfare I, and advancements in technology and undefined, psychology, philosophy, and portray.

The Shape of Time: Remarks on the History of Things

Whilst it used to be first published in 1962, the form of Time awarded a significantly new method of the learn of artwork background. Drawing upon new insights in fields resembling anthropology and linguistics, George Kubler changed the thought of fashion because the foundation for histories of paintings with the concept that of historic series and non-stop switch throughout time.

Antonello da Messina: Sicily's Renaissance Master

Praised in fifteenth-century humanist circles for his uncanny skill to create figures "so good that they appeared alive and lacking just a soul," the nice quattrocento grasp Antonello da Messina used to be born Antonello di Giovanni d'Antonio approximately 1430 in Messina, a small urban at the outer edge of the dominion of the 2 Sicilies.

Additional resources for Van Gogh. La vida

Show sample text content

Sus encuentros fortuitos en el Borinage, a cuyos habitantes no les importaba que los observara haciendo su trabajo, habían abierto en él un apetito insaciable hacia este aspecto de su vocación artística. Otros estudiantes de arte esperaban al menos un año antes de intentar dibujar al typical. Vincent estudiaba aún los Exercices au fusain cuando llevó a su primer modelo a los angeles pequeña habitación de Aux Amis. �Cuento con un modelo casi cada día», informaba feliz sólo pocos meses después de haberse declarado artista, �un viejo portero, un trabajador o cualquier chico posan para mí». Les indicaba las poses que quería que adoptaran, sentados, andando, paleando, con una lámpara; los reprendía por su torpeza y los dibujaba una y otra vez. Pero en Bruselas había que pagar a los modelos. �Los modelos son caros», se quejaba, mientras decía necesitarlos para �trabajar mejor». Sus padres padecían el impacto de esta espiral de exigencias. Los sesenta francos al mes que mandaba Dorus eran más de l. a. tercera parte de su sueldo. Cuando hablaron del tema con Vincent, éste negó cualquier extravagancia y los invitaba a comparar su conducta con los angeles de tiempos pasados. Una vez más, Theo escuchó los familiares lamentos de Etten: �Volvemos a estar melancólicos por el dolor que nos causa Vincent». Esta vez, Theo estaba en situación de hacer algo al respecto. Tras un reciente ascenso, ganaba el dinero suficiente como para decir a sus padres que él se encargaría de mantener a su hermano. �Es tan magnífico que quieras ayudarnos con los gastos de Vincent», escribió Dorus, �te aseguro que es un gran alivio para nosotros». period una promesa que tendría consecuencias inimaginables por entonces. l. a. generosidad de Theo se debía más a cierto sentido del deber que a cariño fraterno. A pesar de su decisiva intervención del verano anterior, o puede que precisamente debido a ella, su relación con Vincent se había enfriado de forma enormous. Seguramente ofendiera a su sentido de los angeles planificación el hecho de que se hubiera ido a Bruselas sin avisar. Además, l. a. rápida visita que hiciera Vincent al gerente de Goupil, Schmidt, suscitó el temor de que se volviera a hablar de l. a. vergüenza de l. a. familia. Theo le escribió inmediatamente diciéndole que dejara de ir por los angeles galería (poniendo como excusa una batalla criminal que se libraba por entonces) e ignoró los angeles petición de Vincent de que presionara a Schmidt para que le ayudara en su nueva carrera. En los últimos dos meses de 1880 los hermanos no intercambiaron cartas, ni siquiera en Navidad, cuando, por segunda vez en su vida, no se cruzaron sus caminos. En enero Vincent mandó una felicitación de Navidad bastante recriminatoria: �Como hace tanto que no sé de ti… y ni siquiera has contestado a mi última carta, puede que no esté de más pedirte que des algún signo de vida». Calificaba el silencio de su hermano de �extraño e inexplicable» y especulaba sobre su causa: �¿Acaso temes que mantener el contacto conmigo te comprometa ante los señores de Goupil & Cie? �O tienes miedo de que te pida dinero?

Rated 4.23 of 5 – based on 31 votes